dijous, de juny 26, 2008

Sempre Albert, el geni

No vull ser sacríleg. Diré ben poca cosa.
Escolteu les seves darreres paraules. Poc després ja descansava amb l'Escrivà de Balaguer, naturalment, al cel.
Albert, sempre et tindrem present, els que tu estimaves, els que no t'estimàvem prou.
Aquí tens aquell petó als morritus que tant et deleitava.
El gat Hamlet està ben trist. Et va assassinar sense saber-ho.


2 comentaris:

Ramón ha dit...

Y yo que descubrí por los pelos a este equilibrista de las verdades como paños, a este equilibrista en el borde de los vasos y las venas, a esta sacudida por las solapas de la costumbre y las buenas formas, llevo tiempo a las garras del asesinito de su papi, a la sombra de lo que aprendí de él y de ti, a rebufo de su verso brillante como hoja de cuchillo.
Y yo que conocí de refilón a este abanderado de las banderas en llamas, a este mudo que grita por los codos, a esta tormenta de malas ideas y de buenas dosis de cicuta contra el tedio, me rindo ante su pluma de cisne desplumado y su cara de bufón descarado.

Un abrazo para él certificado y urgente, que es como se les manda a los que andan dando golpes de estado por el cielo. Y otro para ti con sinalefa y vueltas de campana, que es como se les dan a los amigos cuando la piel les duele.

MoNaLiTzA ha dit...

Em faltava conèixer la seva veu. Les seves lletres, les guardo com el millor dels tresors.
Gràcies a tu, estimat Mèlich.