divendres, de gener 01, 2010

2010

Acabo d'escoltar el concert d'any nou de la Filarmònica de Viena. Fa anys que no me'l perdo.
És un acte tradicional, desinvolt i sense els protocols encarcarats de la música clàssica.
Aquí teniu l'apoteosi final que es repeteix any rere any: La marxa Radetzky.
L'ha dirigit Georges Prêtre, el més veterà dels directors que la Filarmònica ha tingut.
Aquesta és la verssió de l'ny 2008.




Bon 2010 a tothom!!

6 comentaris:

Aura ha dit...

Menudo festival. I entre tanta gente, tanto músico, tanto aplauso, tanto ritmo, tanta pajarita y tantas sonrisas vas y vienes de la cocina. Traes una patata en la mano. Luego te vienes masticando y con las manos vacias dices, yo no pico. Después un trocito de fuet, despues otro de queso y vas esperando que los demás vayan tocando el timbre y vayan diciendo, el concierto de Vienaaaaaa. Y luego más tarde llega el listo de la casa, coge el mando a distancia mientras tu estás en la cocina y a la vuelta, cuanto te plantas en frente la tele ya estás con los saltos de esqui en la dos.

Miquel Casellas ha dit...

ha estat molt bé. molt bon any

CACHI ha dit...

Un servidor sempre el veu en diferit, es clar,...(jeje,...) coses de la nit/dia de cap d'any,...

Es un concert realment apoteòsic per arrencar amb energia un nou any.

Feliç 2010 a tots!!!!!!!!!!!!!

Att,

Tomàs

Bandini ha dit...

Pues yo no lo veo... alguien debería hacer algo conmigo, que ni me gusta la música clásica.

Ay!! Cuánta ignorancia albergo en mi interior, cuánto desamparo intelectual, cuánta miseria emocional, cuánto desabrigo mental, cuánta pobreza de espíritu... Mis neuronas han huído con destino a alguna playa desierta, mis circunvalaciones cerebrales no son más que un campo arrasado, mi coeficiente intelectual sufre las consecuencias fatales de tanta onda herziana, tanta comida basura y tanta paja. Ay!! Que alguien me detenga, que alguien me encierre donde nadie pueda ver a semejante monstruo inculto, que alguien acabe con la vida de una criatura tan desalmada y primitiva que es capaz de no ver el concierto de no se quien de año nuevo...

Por cierto, feliz 2010... y que os folle un pez.

Aura ha dit...

Bandini, seguro que más de una abuelita te esperaría con un estropajo lleno de jabón para lavarte esos dedos tan largos que tienes.

Y me callo ya...

kalimera ha dit...

¿Un pez polla??.

El concierto maravilloso,majestuoso sublime!!!vamos que te da un subidon!!!